Blue Monday: lunes triste

En 2005 se desarrolló la fórmula que determinaba que el tercer lunes de enero era el día más triste del año, el Blue Monday. Esta fórmula desarrollada por Cliff Arnall, investigador de la Universidad de Cardiff, establece el día de hoy como el más triste por cuestiones económicas (cuesta de enero), de clima (frío y lluvias) y el síndrome post vacacional Navideño. ¿En serio nos afecta tanto? Digamos que sí, pero la buena noticia es que podemos mitigar los efectos.

¿Por qué nos afecta el Blue Monday?

  1. En general, menos horas de luz afectan a nuestro buen humor, así que punto para Cliff.
  2. Cuesta de enero. En Navidades cometemos excesos, también con nuestra cuenta corriente, y la tercera semana es la que afrontamos habiendo superado los gastos de la primera quincena y teniendo por delante más de 10 días por cobrar la nómina.
  3. Muchas toxinas. Seamos serios, por muchos buenos propósitos que tengamos, hemos estado castigando nuestro cuerpo a base de bien. Pocas épocas del año se me ocurren con peor dieta que la navideña: azúcares, grasas, mucho alcohol… hemos forzado la máquina y eso repercute física y emocionalmente.
  4. Síndrome post vacacional. Podéis recordarlo en este post, volver de vacaciones nos deprime y estresa a partes iguales.

Pero aquí somos positivos y tenemos solución (o amortiguación) para todo, así que vamos a por ello.

 

¿Cómo mitigamos su efecto?

  1. Al mal tiempo, buena cara. Aprovecha los pequeños buenos instantes que te regala el invierno y aprende a valorar el poder de una infusión calentita, unos buenos calcetines de lana, caminar por la naturaleza limpiando tus pulmones, tomando una buena sopa caliente.
  2. Planifica tus gastos de cara al año que viene y ten tolerancia con apretar un poco el cinturón en enero. Si has gastado de más en diciembre pensando que era una buena causa, no te culpabilices. Autocastigarse no es una buena idea en ningún caso, podemos aprender y mejorar. Un consejo para el próximo año es el de hacer un presupuesto previo e intentar dosificar los gastos durante noviembre – diciembre – enero.
  3. Trátate bien. Nuestro cuerpo es lo más valioso que tenemos y nos olvidamos constantemente de ello. Cuando cometemos tantos excesos durante tantos días el cuerpo tiene que hacer muchos esfuerzos para poder funcionar al ritmo que le exigimos en la vuelta al trabajo o a los estudios. Así como ponemos a punto el coche antes de un viaje largo, vamos a tener que hacer lo mismo.
    Cremitas, sopas, proteinas de calidad, hidratos complejos y mucha agua. De verdad, lo agradecerás.
  4. Superaste el verano, superarás 2 semanas de desatención al email. De verdad no es tanto como parece, siempre y cuando sigas las pautas que ya marcamos.

 

Y además de tener en cuenta todo esto, no nos olvidemos de que la investigación de nuestro amigo Cliff Arnall estaba financiada por la revista Sky Travel y que curiosamente pudo hacer una campaña publicitaria con los datos obtenidos. Así que no dejemos que nadie nos fastidie el lunes.

 

Post 29, reto 100 días

Leave a Reply

  • (will not be published)