Engagement: qué es y por qué es beneficioso para mi empresa

Podemos encontrar la palabra engagement en multitud de lugares y contextos. Engagement de los usuarios, engagement de los clientes, y así hasta un largo etcétera pero, ¿qué es el engagement (en términos de la gestión de personas) y por qué es beneficioso para empresa?

En el contexto psicológico o de los recursos humanos, el engagement es un estado afectivo positivo, relativamente persistente, de plenitud, y que se compone y caracteriza por tres dimensiones:

  • Vigor: hace referencia a altos niveles de energía y activación en el trabajo, la voluntad de invertir esfuerzo y la persistencia más allá de las dificultades que se puedan encontrar.
  • Dedicación: se caracteriza por un sentimiento de importancia y desafío y se asocia al entusiasmo y a estar orgulloso e inspirado en el trabajo.
  • Absorción: describe un estado de concentración, de sentimiento de que el tiempo pasa de forma rápida y de dificultad para desligarse del trabajo.

Cuando hablamos de engagement estamos hablando de activación, energía, esfuerzo y persistencia dirigidos a la consecución de objetivos, es decir, estamos hablando de motivación. Claro que es beneficioso para nuestra empresa que nuestros empleados se sientan engaged, esto quiere decir que se sienten altamente motivados por la tarea que realizan y que, además, la tarea es la razón de su motivación.

Las personas que experimentan engagement se sienten capaces de responder a las demandas de su puesto de trabajo con total eficacia y se muestran enérgicas y unidas a sus tareas. Encaran la jornada laboral dispuestos a desarrollar sus capacidades, aplicar sus conocimientos y rebosantes de energía, implicándose y comprometiéndose plenamente con sus tareas y disfrutando con su ejecución. Disfrutan con su trabajo y se sienten autorrealizados.

Además, altos niveles de engagement se relacionan con el compromiso de los trabajadores con la organización, con la potencia grupal y con la eficacia colectiva.

 

Es vital para la buena salud de nuestras organizaciones, la competitividad y el éxito en el mercado contar con trabajadores comprometidos, con altos niveles de rendimiento y muy motivados. Los trabajadores con engagement se muestran enérgicos en el trabajo, entusiasmados con sus tareas y absortos en su trabajo diario. Disfrutan con su trabajo y lo sienten como algo positivo.

 

Y ahora la pregunta del millón ¿son todas las tareas / todos los trabajos susceptibles de tener empleados engaged? Pese a que en un principio se creía que el engagement estaba asociado a trabajos muy vocacionales o artísticos, ¡buenas noticias!, existen facilitadores organizacionales para el engagement sea cual sea la tarea.

Esos facilitadores son:

  • consideración de los líderes,
  • sistema de gestión del talento,
  • libertad del empleado para contribuir a su puesto y progreso (autonomía),
  • prácticas de recursos humanos claras y accesibles,
  • evaluación del rendimiento periódica,
  • participación activa del trabajador en la toma de decisiones,
  • altos niveles de trabajo en equipo,
  • entorno no discriminatorio, e
  • intercambio adecuado de información.

Si se cumplen estos factores y los miembros del equipo tienen seguridad es probable que se sientan engaged y que, además, trabajen mejor en equipo, presenten mejores ideas e innoven más.

 

A partir de aquí podemos pensar si el engagement se trata de una moda, del concepto novedoso de turno o si, por el contrario, potenciarlo es una de las decisiones más inteligentes que podemos tomar desde la perspectiva de la gestión de personas.

Seguiremos hablando sobre este concepto y sobre otras maneras de potenciarlo, por ejemplo, desde la felicidad o happiness en el trabajo.
Feliz semana :)

 

4 Responses to “Engagement: qué es y por qué es beneficioso para mi empresa”

Leave a Reply

  • (will not be published)