Este fin de semana ha tenido lugar el Habitissimo Camp, dos días en los que nos reunimos directores y mandos intermedios de la compañía para trabajar sobre la estrategia del siguiente año. En esta edición hemos trabajado sobre la exigencia, pero también sobre la importancia de cuidar al equipo o familia.En esta ocasión tuvimos la grandísima suerte de contar con Álvaro Merino, quién entre otras muchas cosas nos enseñó qué significa Whanau. Whanau es la palabra que utilizan los All Black para definirse, y significa “la familia extensa”. Todo All Black pertenece al Whanau, y pertenece 24/7, no es negociable.

Durante la jornada tuvimos el debate de si realmente un equipo es equipo o es familia. En mi opinión, si un equipo es de alto rendimiento, sí llega a ser familia. La razón es simple y clara, el equipo perfectamente cohesionado no solamente trabaja de forma fluida y aportando lo mejor de sí, sino que también es consciente de la importancia de todos y cada uno de los miembros que lo componen, y da lo mejor de sí mismo para que el rendimiento de la familia sea aún mejor.

En la familia, no solo se hace lo que se debe hacer, sino que los miembros más veteranos o con cargo de responsabilidad tienen una conducta ejemplar, y no piden nada que no hagan ellos. Todos y cada uno de los miembros del equipo se hacen responsables de las normas, y educan al resto en estas normas. Si un miembro del equipo se salta alguna de las normas o tiene un mal comportamiento, son los iguales los que hablarán con él para hacerle entender que ese comportamiento no es el apropiado, sin necesidad de acudir a un superior para que lo haga.

Los miembros de la familia se tratan con respeto, pero se exigen al máximo nivel. Todos y cada uno de ellos son responsables de cumplir con su responsabilidad y un poco más, son conscientes de sus capacidades y las de los demás, pero también de las limitaciones. La familia se cuida, pero también se exige. Todos los miembros saben qué se espera de ellos, y es tal el compromiso que sienten con su propósito y con el común, que no van a caer ni a dejar que nadie caiga.

Entre equipo y familia existe una diferencia, la responsabilidad pasa a ser honor.

 

Post 19, reto 100 días.