Y digo honor por que ese fue el colegio en el que cursé hasta 4º de la ESO, allá por los 90 y al son de las Spices Girls, entre otros.

Con los actuales alumnos (y antiguos profesores y excompañeros) estuvimos hablando sobre la felicidad en la toma de las decisiones, y es que como os comenté en un anterior post, el poder que tiene la felicidad es el de ir íntimamente ligado a la resiliencia y el empoderamiento.

Aquí os dejo el resumen de la visita, y no quiero despedirme sin agradecer a Jaume por invitarme a asistir, y a Magdalena, Montse, Joan y Óscar por el cariño.