Voy hablar de flow y no por haberme vuelto rapera, sino por ser un concepto muy interesante si hablamos de motivación y tareas.¿Qué es el flow?

Es una experiencia de disfrute que aparece cuando una persona se siente desafiada por una determinada tarea y está muy motivada para realizarla. Esa tarea es tan satisfactoria en sí misma, que la persona llega a perder la noción temporal y se esfuerza al máximo para conseguir la meta.

Se trata de una experiencia parecida al Engagement, pero menos duradera en el tiempo.

Para poder experimentar el flow deben darse tres puntos, que están entre lo que uno es capaz de hacer y cómo lo percibe, que son:

  1. Eficacia percibida. Qué nos ha pasado antes y qué oportunidades creemos que tenemos de superar con éxito el reto en función que experiencias pasadas.
  2. Satisfacción. Qué estamos sintiendo al desarrollar la tarea, al poner en marcha acciones a partir de nuestros conocimientos. Nos da sensación de control.
  3. Absorción. Realizando la tarea perdemos la conciencia del tiempo y hasta de nosotros mismos, es el efecto que tiene en nosotros realizar la actividad.

 

¿Quién puede experimentar el flow?

Si bien el flow se estudió en sus inicios en personas que realizan actividades relacionadas con la vocación o el disfrute, como artistas, bailarines, jugadores de ajedrez, etc; se ha comprobado que cualquier persona puede experimentar el flow en su ambiente de trabajo si los objetivos y metas están claros y se obtiene feedback inmediato de en qué medida se están consiguiendo los objetivos, se olvidan los aspectos adicionales y tenemos sensación de control.

 

Como os comento, cualquiera de nosotros puede experimentar el flow, pero para ello se deberán favorecer las oportunidades de que estas experiencias aparezcan, fomentando el disfrute por el trabajo bien hecho.

 

Post 18, reto 100 días