A la hora de plantear un modelo de negocio tenemos bastante claro qué pasos seguir y existe muchísima metodología al respecto, ¿por qué no aprovecharla para trabajar nuestro modelo de negocio personal?

¿Qué es el modelo de negocio personal? Pues no es otra cosa que la identificación de todos los aspectos clave para desarrollarnos en nuestro trabajo de manera óptima para alcanzar el éxito.

Hoy os quiero recomendar el libro “Tu modelo de negocio”, que adapta el lienzo Canvas a las competencias y aptitudes personales, para ayudar a desarrollarlas y a mejorar tu trayectoria profesional. Este modelo trabaja en una sola hoja los puntos clave a tener en cuenta y sobre los que trabajar, ya sea para mejorar o reinventarse como profesional.

 

Puntos clave

Además de enseñarnos sobre qué trabajar, el libro es una invitación a la toma de conciencia, la reflexión sobre lo que nos hace felices a nivel profesional y personal, el repaso de todos los pasos para atar cabos sueltos o posibles incongruencias y, finalmente, el paso a la acción.

Los puntos clave a identificar y sobre los que se debe trabajar son 9:

  1. Recursos clave. Quién eres y qué tienes. Aquí debemos tener en cuenta nuestros intereses, habilidades, competencias, talentos y personalidad. Además tendremos en cuenta lo que se denominan activos intangibles (reputación profesional, red de contactos amplia, liderazgo en un campo determinado…) y los activos tangibles (herramientas o activos físicos con los que contamos).
  2. Actividades clave. Qué haces. Este bloque debe ser la evolución natural de quién eres, una reflexión sobre lo que distingue tu trabajo del de otros, lo realmente importante y esencial en tu trabajo.
  3. Clientes. A quién ayudas. Aquí deberas tener en cuenta a las personas que dependen de tu ayuda para cubrir necesidades u objetivos, desde compañeros a jefes o comunidades, grupos de personas o socios.
  4. Valor añadido. Qué ayuda ofreces. Reflexiona y deja claro sobre el lienzo cómo ayudas a otras personas y qué beneficios les estás ofreciendo. Para qué te contratan. Este es el concepto más importante para la reflexión sobre tu carrera profesional.
  5. Canales. Cómo te conocen y qué medios utilizas. Cómo vas a darte a conocer a clientes potenciales, cómo decidirán si adquieren tus servicios, cómo proporcionarás el servicio y qué seguimiento harás para que tus clientes estén satisfechos.
  6. Relaciones con clientes. Cómo te relacionas. Describe tu forma de relacionarte con los clientes y define si vas a centrarte en aumentar tu cartera de clientes o a satisfacer a tus clientes actuales.
  7. Asociaciones clave. Quién te ayuda. Detecta a las personas que van a ayudarte a realizar tu trabajo con éxito. Detecta también tu fuente de motivación y de dónde vas a obtener consejo y oportunidades de crecimiento. Ten claro quienes serán tus compañeros, mentores, amigos y consejeros en este camino.
  8. Ingresos y beneficios. Qué obtienes. ¿Cuáles serán tus fuentes de ingreso? También entran en juego la satisfacción, el reconocimiento y la contribución social.
  9. Costes. Qué das. Este punto tiene en cuenta la inversión necesaria para trabajar e incluye tiempo, energía y dinero.

 

Os recomiendo este libro como herramienta, pero también como invitación a la reflexión y el cuestionamiento. A la hora de trabajar, no lo hagamos simplemente por inercia. La cantidad de tiempo que invertimos a nuestra vida profesional bien vale dedicarle un tiempo a identificar estos puntos clave, a mejorar lo que estemos haciendo o a darnos la oportunidad de cambiarlo.
No todos los trabajos que tengamos nos harán sentir plenos y satisfechos, pero la sensación mejora cuando te basas en tus puntos fuertes y te permites desarrollarte, o al menos te das la oportunidad de pensar y accionar un posible cambio.

 

Post 13, reto 100 días