Una de las cosas buenas de que Facebook fiche a un compañero, es que puedes visitarle. Tuve la oportunidad de hacer un Tour genial por las oficinas de Facebook en Dublin y esto es lo que encontré:

Oficinas acogedoras

Hasta que no cruzas la puerta, no sabes que estás en Facebook. Lejos de rótulos estridentes, un cartel discreto con el pulgar hacia arriba nos daba la bienvenida a las oficinas.

Una vez estás dentro, no te parece estar visitando un lugar extraño. Un pasillo de paredes de Lego, te invita a dejar tu firma, o al menos a admirar las obras de los trabajadores o visitantes que han dejado su huella.Pasillo Lego

Además, en cada planta dispones de varios puestos de comida y bebida (desde fruta a opciones menos saludables como patilla o chocolatinas), además de sillones en los que descansar.

Se nota de lejos que son unas oficinas habitadas, nada de perfección rozando el “mírame pero no me toques”. Cada espacio tiene el toque personal de sus trabajadores, y es algo que invitan a hacer desde el propio Facebook, empezando por permitirte diseñar e imprimir tus propios pósters, y acabando por permitirte tener en tu espacio de trabajo lo que consideres necesario.

 

Entrada Facebook Dublin

Entrada Facebook Dublin

Todo pensado para invitarte a trabajar

Lejos de parecer una oficina de anuncio, la atmósfera era de trabajo. Son oficinas bonitas, sí, pero en todo momento encuentras elementos pensados para disponer de datos e interacción en todo momento.

Incluso tienen máquinas expendedoras de material de oficina para que lo tengas rápido y al alcance de la mano. No hay ni un minuto que perder en la era digital, ellos lo saben bien.

En la sala de formación para las bienvenidas, un “Now thats your company” te invita a aportar lo mejor de ti desde ya, a estar preocupado en mejorar la que es tu compañía, en conseguirlo entre todos.

 

Cultura corporativa

Taller de pósters FacebookAlgo que me pareció raro hasta que me lo explicaron fue el techo. Techos con tuberías vistas, sin ningún embellecedor, con todos los cables y regletas visibles. “Es para dar el mensaje de que todavía quedan cosas por hacer, Facebook no está terminado”. Acabé adorando ese detalle.

En Facebook cuidan a su gente, y eso va mucho más allá de los perks (o beneficios en el trabajo) evidentes, como la comida gratuita. Tienen un equipo destinado a ayudar a los trabajadores en aquello que necesiten, sea lo que sea, para que no tengan que preocuparse de nada más que no sea desarrollar su tarea y responsabilidad.

Además apoyan la creatividad con su programa de artistas, donde los trabajadores de Facebook pueden exponer sus obras en las oficinas, a la vista de todos los compañeros.

 

¿Me hubiese quedado?

Interior oficinas FacebookAdoro por encima de todo mi trabajo en Habitissimo pero… sí, sí y mil veces sí. Seguramente hay mil cosas que mejorar y que simplemente me quedé con el lado más bonito y llamativo de Facebook en Dublín, pero qué forma de respirar entusiasmo y energía había en esas oficinas.