Después de una serie de posts dirigidos a la gestión, hoy me lanzo con otro dirigido a los que sienten y padecen a los “recursos de humanos”. Son muchas las interacciones que generan ansiedad, pero las que tienen que ver con los procesos de selección son particularmente inquietantes. Para superar esos momentos de dudas y nervios, aquí os dejo con las diez cosas que NO hacer en una entrevista.

La entrevista es el momento que tenemos para mostrar quién soy y qué puedo aportar, la oportunidad para reivindicar nuestra valía para el puesto y de demostrar por qué debemos ser considerados como un buen candidato. Por suerte, cada vez tenemos más asesoramiento e información acerca de cómo superar con éxito una entrevista de trabajo, pero también debemos tener claras qué 10 cosas NO debemos hacer en una entrevista:

  1. No llegues tarde. Si no conoces la zona en la que tendrás la entrevista o no sabes llegar, ve el día o unos días antes para validar cuánto tardas y cómo de accesible es. El día D, llega con el suficiente tiempo y asegúrate de llevar contigo un teléfono de contacto, para poder avisar si por algún motivo te retrasas.
  2. No te disfraces. No es el momento de experimentar, viste adecuadamente al lugar y de forma correcta pero sintiéndote cómodo. Sentirte físicamente seguro te ayudará en tu actitud y te aportará seguridad.
  3. No acudas “en blanco”. Investiga antes sobre la empresa y el puesto. Aplicar a una oferta de la que no sabes nada y para una empresa de la que no sabes ni el nombre te perjudica. En el momento en el que te pregunten te pondrás nervioso y, además, dará sensación de falta de interés.
  4. No improvises. Una entrevista se debe preparar bien. Si es para un puesto muy técnico, repasa conceptos, entrena. Dispones de toda la información en la descripción del puesto, ayúdate repasando conceptos clave. Si piensas que no te hace falta, aún así hazlo. La sensación de seguridad que te dará merece la inversión de tiempo.
  5. No acudas sin repasar tu currículum. La entrevista girará en torno a tu experiencia académica o profesional, sobre tus competencias, aptitudes o habilidades. Asegúrate de conocer tu CV de “pe a pa”. Dudar en experiencias o tener la necesidad de mirar tu CV por no saber de qué te están hablando generará dudas al entrevistador, parecerá que hayas puesto sobre el papel algo inventado.
  6. No hables mal de nadie. Por supuesto puedes comunicar malas experiencias, pero de forma objetiva y asertiva. Hablar mal de antiguos jefes y ex compañeros no contribuye a tu imagen, por más razón que puedas tener. Plantéalo de forma sincera, pero siempre desde el respeto, así contribuirás a la sensación de profesionalidad y madurez.
  7. No coleguees. Por más informal y cercana que pueda ser la entrevista, no pierdas de vista que se trata de un contacto profesional. Transformar un proceso de selección en una charla de café no ayudará a mostrar el potencial que tienes como trabajador. Recuerda que tu objetivo es mostrarte como el buen candidato que eres, no hacerte amigo de la persona que lidera el proceso de selección.
  8. No lleves encendido el móvil. La entrevista pasa por muchas fases, no rompas el ritmo o el flujo de la misma por una absurda interrupción como el sonido de una llamada o de un mensaje de WhatsApp. Parece absurdo, pero te hará perder el hilo y demuestra dejadez.
  9. No dejes nada sin preguntar. Aprovecha la ocasión para aclarar todas las dudas que puedas tener, tanto respecto al puesto y a las tareas como a las condiciones. Es una ocasión idónea para marcharse a casa con todo claro y poder valorar en profundidad el puesto. Además muestra interés por el puesto y ganas de saber más.
  10. No mientas. Por favor, no mientas nunca. Es preferible decir “no tengo experiencia en eso” o “no sé responder a esa pregunta” que tener que asumir o pasar el mal rato de ser pillado. La falta de alguna habilidad técnica o de alguna experiencia se puede asumir y no es eliminatoria, la pérdida de confianza sobre un candidato te deja totalmente fuera de juego. No la cagues fastidies con eso.

 

Espero que estos diez consejos os sean útiles. Mucho ánimo y energía para todos aquellos que afrontáis procesos de selección. Confianza, preparación y éxito.

 

Post 5, reto 100 días.