Salir de la oficina

En ocasiones es fundamental parar para tomar impulso, como ya os comenté, pero en otras ocasiones lo ideal es salir de la oficina para poder trabajar con más energía.

¿En qué consiste?

Simplemente en la importancia de coger todos los bártulos y trabajar desde un lugar totalmente distinto al habitual. Podemos darle una vuelta más si decidimos dejar el material habitual y dedicar esa jornada a algún proyecto, tarea o reunión a la que no consigues dar impulso o que el día a día te impide desarrollar.

 

¿Qué conseguiremos con ello?

Alejándote del día a día y de la rutina, o con una jornada especial, tendremos una serie de beneficios realmente interesantes:

  • Aumentará tu creatividad. Estar en un entorno distinto te ayuda a pensar de forma diferente. Nuevos estímulos, nuevas sensaciones y nuevos entornos aumentan tu creatividad.
  • Pondrás más foco. Al no estar en el entorno del día a día, tendrás menos interrupciones y caerás menos en la tentación de dedicarte a tareas cotidianas.
  • Te sentirás mejor contigo mismo. Al dedicar una jornada completa a un proyecto importante, que te garantizo que podrás avanzar, te sentirás más eficiente y resolutivo, lo que aumentará tu autoestima y tu Engagement.

 

¿Dónde voy?

No vale quedarse en casa ni cerca de la oficina. Ves a un lugar agradable, con conexión a internet si la necesitas, en el que puedas pasar al menos 6 horas. Un local de coworking, una cafetería en la que tengan conexión wifi y espacio para trabajar, una biblioteca.

Mi consejo es que el lugar sea confortable, agradable y no muy ruidoso. A mi particularmente me gusta mucho estar en Amadip Esment Palmanova, pero seguramente podéis encontrar muchísimos lugares más.

 

¡Probadlo y contadme!

 

Post 27, reto 100 días

Leave a Reply

  • (will not be published)