Valores, definición de organización

Para que un equipo funcione es fundamental que todos y cada uno sepan porqué están ahí, cuál es la misión y el propósito al que se dedica el trabajo diario y el esfuerzo continuo.

Este quizás es uno de los retos más complicados a la hora de emprender, de formar una empresa, de hacerla crecer o de dirigir un equipo. Es importante tener claro qué nos define y que ese algo sea común, compartido y vivido por los miembros del equipo: hablamos de los valores y de nuestra cultura corporativa.

La semana pasada tuve el placer de charlar con 10entrepreneurs sobre la importancia de una cultura corporativa fuerte (hablamos sobre Habitissimo) para cohesionar al equipo y una de las preguntas fue la siguiente ¿cómo consigo que el resto de los miembros del equipo entiendan esos valores? Muy fácil, deben vivirlos y compartirlos.

Cuando tenemos una organización, cuando nuestra labor es dirigir a un equipo dentro de una organización, o cuando tenemos que llevar a cabo trabajo colaborativo es fundamental que todos sepamos qué es lo que nos define, qué pretendemos conseguir y para qué estamos dedicando todo ese esfuerzo.

Para ello:

  • Expón cuáles son los valores que definen a la organización. ¿Cuál era la idea original? ¿Qué os define como equipo? ¿Cuáles son las bases fundamentales sobre las que realizáis el trabajo y sobre las que tomáis las decisiones?
  • Déjalos bien visibles. Cada día tenéis que ver, recordar y entender cómo se hacen y para qué se hacen las cosas. Una pizarra, un corcho, una guía del trabajador, un vinilo en la pared… En la medida de vuestras posibilidades y siguiendo vuestro estilo, pero que se vean.
  • Una vez al año, revísalos. Pregunta a los miembros de tu equipo en qué medida se están cumpliendo esos valores, déjales que marquen otras posibilidades y ofrece un espacio en el que expresar algunos nuevos y otros que ya no están.
  • Adáptalos. Si preguntas, escucha. La cultura corporativa es algo vivo y cambiante, los valores no son los mismos que hace 5 años atrás. Gente nueva, otras situaciones, nuevos retos… Tened claro lo que os define y no tengáis miedo al cambio.
  • Comparte historias, vídeos, libros o fotografías que describan ese valor. Dales visibilidad y muestra ejemplos.
  • Vívelos. La mejor manera de hacer tuyo un valor es vivirlo. De hacer actividades que se aparten un poco del día a día, que vayan encaminadas a vivir y trabajar los valores de la empresa.

En Habitissimo tenemos actualmente 6 valores: pasión, equipo, mejora continua, apertura al cambio, diálogo, actitud positiva e impacto. Todas y cada una de ellas están presentes en la oficina, el proceso de selección, la socialización, la formación y las nuevas políticas. Solo así podríamos mantener la cultura que nos define ante los cambios y crecimiento constante.

 

Deteneos un momento a pensar porqué empezasteis vuestro proyecto, cuáles son los valores iniciales y cuáles los actuales. Una cultura fuerte es sinónimo de felicidad en el trabajo ya que si es la misma la que define todos los procesos os aseguraréis de contar con miembros de equipo que comparten los valores, que los viven, que los defienden y que los hacen crecer.

En este mundo loco de cambio constante tened claro quiénes sois, hacia dónde vais, qué camino escogeis y quién os acompaña en el trayecto.

 

2 Responses to “Valores, definición de organización”

Leave a Reply

  • (will not be published)